Pelea en el Mar

9, Abr, 2016 | 1 Comentario

       Hoy tuvimos un gran día. Las condiciones así lo indicaban, pero no imaginábamos que íbamos a presenciar una pelea en el mar. En esta ocasión nos visita Natalie con su hija Emma, una familia medio belga medio italiana de adopción que ha vivido en muchos países a lo largo y ancho del mundo.

      Ya han disfrutado del avistamiento de cetáceos (Whale watching) en Tenerife en otras ocasiones pero esta es su primera vez con nosotros.

      Tuvimos la oportunidad de, sin esperarlo, estar rodeados de un surtido grupo de hembras de calderón tropical con sus crías y unos cuantos machos que descansaban con el grupo. Pudimos presenciar por primera vez una breve pelea entre machos. La causa de la trifulca seguirá siendo un misterio para nosotros pero podemos soñar con interpretarlo. Este es un mes en el que tienen lugar bastantes partos, por lo que los encuentros entre PODs (grupos familiares) pueden ser algo más tensos. Los machos de cada grupo familiar no son en realidad los padres de las crías presentes, pero si están relacionados por sangre, ¡pueden ser sus tíos!

       Así que en el momento en el que los grupos parecen más numerosos, como en este caso, puede ser el resultado del encuentro de dos grupos familiares con interés reproductivo. Por lo que puede ser que asistiéramos a la defensa de una tía o una sobrina ante un visitante.

      Pudimos escuchar a través de nuestro equipo de escucha submarina las distintas vocalizaciones de los individuos en marcha y de las reunificaciones después de largas inmersiones para alimentarse.

      Excepcional día el que pasamos con Emma y Natalie que culmina con un refrigerio en la cala del Puertito donde descubrimos la vinculación de esta familia con Tenerife. Emma, de trece años, pudo darse varios chapuzones. Aún no sabe lo que quiere estudiar cuando sea mayor, pero su inteligencia y madurez nos sugiere que tendrá un futuro prometedor.

Pin It on Pinterest

Share This